Pasaporte Shelby JAPÓN

Captura de pantalla 2013-05-13 a la(s) 18.43.07

Un señor muy sabio dijo una vez que cada momento que vivimos forma parte de una prueba.

Donde el futuro y el pasado se funden en uno, donde el honor no es una palabra más del diccionario, donde la frase : “es lujo asiático” cobra vida.

La simplicidad y la belleza se fusionan en armonía, universo paralelo del renacimiento con tintes del cinquecento.

Mi Japón es un viaje en el Delorean a un barrio ciberpunk en pleno corazón de Akihabara, una metrópolis al estilo Blade Runner basada en hechos reales, un Hibiki 17 en el Park Hyatt de Tokyo, la cabeza de la niña del exorcista en Yodobashi Camera.

Un viaje en tren bala con el monte Fuji como tu guardaespaldas particular, real o no, allí nuestro adn realiza una pequeña conversión a binario y por un momento te sientes parte de un Pokemon, un Supermario o cualquier juego noventero de 8 bits.

Mi Japón es esa maquina en la que metes dinero solo confiando en que los kanjis desconocidos te guíen por una gastronomía desconocida; es el aire puro que se respira en los templos de Nikko en medio de una montaña sagrada, es sentirte en el fin del mundo pero con el futuro detrás de tu cabeza.

Japón, es la cuadrilla eterna de bicicletas sin candado en medio de la calle, las maquinas teleeeetrasnportaaadoras…..las oficinas de Mazatek o el paragüero de un Family Mart.

Ni spa, ni masajistas ni nada…el verdadero relax se siente en un Ryokan con su silencio, con su ofuro, con sus servicios, con sus tatamis, con su futon.

El color de los neones en contraposición con una primavera conquistada por una tal Sakura. Mi Japón es una maquina expendedora con bebidas nuevas a mis ojos, es una fiesta inolvidable en el New Lex de Roppongi Hills, un todo por probar, un giro de 360 grados al Occidentalismo.

Un momento de reflexión con una postura de meditación al estilo budista en el Fushimi Inari de Kioto, es la plaza de Hachiko en honor al perro fiel que esperó en esta plaza a su amo durante años.

Conocer el lujo, pero el de verdad, es conocer Ginza, no hablamos de las marcas que se conocen a nivel de publico, hablamos de la exclusividad en edición limitada, de relojeros al nivel de Richard Mille pero de incógnito, de katanas ancestrales, de vestidos a medida hechos con materiales que ni tan siquiera sabias que existían.

Es ese salón recreativo a punto de explotar, es el mercadillo de tecnología de segunda mano, es donde el termino estar civilizado adquiere nuevas cotas, donde el manga es un formato normal de lectura, al nivel de un best seller en occidente.

Es avanzar a 2036 con sus redes 4g, la estatua de la libertad de Odaiba, en formato de bolsillo, como en Paris pero esta con un marco espectacular de fondo.

Quizás Japón sea demasiadas cosas, pero debo decir, tengo que decir , que es la cultura que más me ha aportado a día de hoy.

Gracias.

Captura de pantalla 2013-05-13 a la(s) 18.41.37

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s