Pasaporte Shelby París

10984073_10155363301210361_8473104080101179306_n

Hace no mucho me recomendaron un libro, uno de esos que debería haber leído hace tiempo, París era una fiesta, libro póstumo donde Ernest Hemingway narra su andadura en el París de los años veinte.

Contar de forma magistral el aura que envolvía a las calles parisinas de la época, es una tarea complicada, pero aquí Hemingway resuelve con éxito, es más, te traslada, el autor describe de tal forma, que casi podemos captar los olores del Boulevard du Montparnasse. No voy a destripar nada más, te invito a comprar el libro.

Lo que sí te contaré, es lo que vino después, ya que no se me ocurre una manera mejor, que organizar un viaje a París para poner punto y final a la historia , dicho y hecho, lo que no esperaba es que me iba a pillar de por medio una huelga de controladores aéreos.

Como iba diciendo, un día antes de salir hacia la capital de Francia, me tocó improvisar y rápido, mi vuelo de ida iba a ser cancelado, decidí alquilar un coche y dejarlo en una oficina de Hertz en París, viaje nocturno atravesando toda Francia, descubrí alguna emisora de radio interesante y un par de gasolineras con los sándwich más secos que he probado en mi vida.

Tras varias horas –de esas que se pasan misteriosamente rápido– llegamos a París, aparco en el hotel, dejó la maleta y vuelvo a coger el coche para devolverlo en la oficina de turno. Acostumbrado al avión, el coche me había dejado bastante cansado, pero una siesta en la habitación de dos horas me dejó nuevo, es aquí donde empieza mi viaje, tenía claras intenciones de no hacer turismo, ya que he estado muchas veces en esta ciudad, esta vez venía buscando otro París, uno menos obvio, menos turístico, más romántico, bohemio y sobre todo canalla.

Desde las escaleras más interesantes de la Place du Pantheon (Ver la foto de cabecera del post y ver el minuto 17:02 de esta película, que leches, mírate la película entera) hasta las tiendas de libros antiguos de Le Marais. Todo vale en esta ciudad, cuando descubres lo oculto, lo diferente, lo que no tiene ticket de entrada, si bien es verdad que la fiesta empieza en un piso de Saint Germain des Prés, con artistas polifacéticos, hombres mancos sentados al piano y un Japonés pintando un cuadro a gritos, no negaré, que lo que a mi más me atrae, es un buen Foie francés en La Closerie des Lilas acompañado de un French Martini , por cierto, lugar por donde el mismo Hemingway se dejaba caer con Scott Key Fitzgerald –para los que no lo sepan, autor de grandes obras, El Gran Gatsby, entre otras– pagaría por haber estado presente en aquellas maravillosas conversaciones.

A veces, todo no se puede, particularmente, llegamos a pensar, que no nacemos en la época adecuada, para determinadas cosas claro, puedo escupir varios ejemplos, el primero que me viene, la música, aquí París, una vez más, me tranquiliza, me satisface, los ritmos del Bal Musette, la artista callejera con el típico Je ne regrette rien, o esa que me gusta a mi tanto, Je veux.

Y sin embargo  , cuando cae el sol, todo lo anteriormente nombrado, pasa como un cometa, fugaz y luminoso, a merced de cazadores de escopetas trucadas, reyes sin corona y mercaderes de joyas falsas, porque París, es una ciudad nocturna, el turista se escapa a su alcoba, se abre la veda, los restaurantes empiezan a desalojar a los clientes borrachos y una vez más el ritmo de la ciudad crece, pero en los lugares más oscuros, se comenta que las mejores fiestas de la ciudad se realizan bajo tierra, en las catacumbas, aunque de momento, nunca he tenido especial interés en descubrirlo, en la superficie también se esta muy bien –risas– para terminar, me gustaría invitarte a la ciudad de Quasimodo, pero hazme un favor, no lleves un mapa, déjate seducir… y lo más importante, ¡piérdete!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s