Reiniciar

12027079_10155981940805361_1900155545702508203_o

Aquí estamos, otra vez…

Con un verano de tapa cerrada, con una sombra chinesca aún presente y el delirio de alguna noche reposando en mi petaca canadiense, empezamos de nuevo.

Empecemos agudizando una personalidad creada a base de historietas de bar, viajes sin retorno y aventuras de cabaret. Hace tiempo que juego al cara o cruz, pisar firme sobre nubes es un juego tan entretenido…

Déjate de tonterías, no te engañes, escribir frases sobre la felicidad en tu tablón de Facebook no hacen más que evidenciar que estás hasta los cojones de tu monotonía de vida. Las respuestas están ahí fuera, los ángeles no van a venir al rescate, ¿lo que hoy es negro mañana será blanco?, es posible… pero desde la oscuridad de tu habitación no salen las cuentas…

Ahora mismo me encuentro en Hong Kong, concretamente en un TurboJet camino de Macau, cuando esto sea publicado estaré lejos de aquí, habré colgado las fotos de turno, aunque seguramente me guardaré otras para mí, a nadie le interesa a que número aposté en el casino del Wynn o sí le gane la apuesta a aquel tipo Abu Dhabi. Eso me lo quedo para mis amigos, las anécdotas bajo un Vesper Martini saben mejor.

Vuelvo a mi ciudad, a una ciudad contaminada por la franquicia barata, el café en vaso de cartón a punto de hacer su aparición como “novedad” cuando es algo de 1971, ustedes perdonen pero yo me tiro del barco.

Tengo la enorme suerte de tener unos amigos que son mi familia, con los que trabajo, con los que viajo, con los que charlo horas y horas. Estoy viviendo un momento ciertamente emocionante, la inquietud nos lleva de la mano, somos pólvora a punto de explotar, ayer cenando un amigo me dijo: “Jon… aquí hemos venido a jugar” no puedo estar más de acuerdo, un juego al que me apunte hace 27 años, un juego que hoy reinicio, me voy a colocar en la casilla de salida.

Con todo lo que he aprendido, con lo bueno y lo malo, con la crítica y el consejo, la alabanza y el insulto, con todo hago una bola, no para tirarla, me la guardo, pero abro un libro nuevo, hoy escribo la primera pagina, te puede gustar o no, recuerda que no te obligue a leerme.

Créeme cuando te digo que siempre seré Jon Maza, hasta el final, hasta las últimas consecuencias.

Shelbyexpress nació con la intención de escupir reflexiones, de machacar teclas, de no pensar… de ser impulsivo, de dejarme llevar por el fuego del teclado bajo la canción perfecta, no es un blog de viajes, no es un blog de moda, no es un blog de estilo de vida, es un blog de certezas y créeme cuando te digo que la única certeza que tengo hoy, es que voy a seguir jugando, ¿te unes a la partida?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s