FAST LIFE.

Vivimos rápido. Muy rápido. Tan rápido que para cuando nos queremos dar cuenta estamos soplando otra vez las velas. Me niego a creer que no podemos llegar a todo sin bajar una o dos marchas.

Desayunar en bandeja ojeando la prensa ha sido sustituido por un vaso de cartón y un smartphone entre una sucesión aberrante de pasos de peatones.

Viajamos. Recorremos calles de urbes desnudas de intenciones para imprimir las nuestras. Vamos por la calle como pollos sin cabeza. Sin rumbo o con él pero con un torpedo en nuestra órbita siguiéndonos la pista.

Os animo a quedaros quietos cinco minutos en medio de la calle. Si es con algo de música en vuestros oídos añadiréis un punto de dramatismo a la situación. ¿Que observáis? La gente que antes parecía ir andando ahora da la sensación de que han subido el ritmo, incluso eres capaz de detectar quién tiene prisa.

He aprendido a vivir más despacio. Sin una planificación exhaustiva diaria. Ahora apunto con mis flechas a Don Largo Plazo.

Un piano, la luz perfecta y un trago. De unos 18 años en barrica para arriba. Beber con prisa. Es leer esta frase y estalló. Agitar, oler, degustar y así sucesivamente.

Prueba a tirarte en la cama y respirar, así porque sí. Prueba a quedarte mirando una ciudad entera desde las alturas, mientras el resto del mundo no deja de hacerse fotos a tu alrededor.

Abrir la ventana, escuchar la lluvia que no es lo mismo que oírla. Oyen los que tienen prisa, escuchan los que quieren enterarse. ¿Tiene la lluvia algo que contarnos? Realmente sí.

Esta semana pasada caminé bajo la lluvia, sin prisas. Tuve una larga conversación con ella. Me decía que los callejones de Hell´s Kitchen necesitan las propinas de la Quinta o que los garitos de la Avenida Madison ya no son lo mismo sin Chuck Berry. El arte del MOMA no la puede ni ver -me comenta- en cambio los graffitis del Bronx no se ponen tan sibaritas.

Hablando de… El arte es la mayor expresión de que las prisas no son buenas compañeras. Desde el artista que dibuja un punto negro en medio de un marco blanco a Las Meninas. Todos requirieron su tiempo.

Confía en mí. Deja que se te enfríe el café. No busques pareja por redes sociales. Llega el último a la meta. No pasa absolutamente nada. No tengas prisa.

Todo llegará.

¿ Quieres vivir o quieres que tu vida sea un cuadro digno de admirar?

Piensalo.

P.D NO HAY PRISA.

J.Maza

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s