Perspectiva

29 años.

Quedan muy lejos los tiempos de las galletas con mantequilla de mi madre en el patio del recreo. Las partidas a tazos en el barrio, recuerdo que una vez incluso me atreví a organizar un campeonato, no terminó muy bien “los mayores” acudieron a la cita a robarnos. Menos mal que vi el suceso refugiado en casa de Montxi. La denominada “habilidad” bomba de humo se empezó a gestar por aquella época.

 

Los tiempos han cambiado.  Mi barba ha sido testigo del paso de los años. En este tiempo me he dedicado a buscar la canción perfecta, con más o menos acierto, sin duda he aprovechado el viento a favor. He combatido en alguna galerna y he aprendido a quedarme en puerto cuando ha hecho falta WHY NOT?

 

Orgulloso de marcar personalidad en cada milla, orgulloso de no tener ni puta idea de a qué huele la luna, ni de necesitar flamencos en la piscina.

 

Me gusta ver la vida con perspectiva. Me hace gracia ver que las cosas que hacía con 20 años son las que ahora no paran de salir día tras día en las redes sociales.

 

No subo platos. No nombro la palabra paraíso en fotos de playa, no nombro las ciudades que visito ni saco fotos al ala del avión,  tampoco subo stories, lo veo una ridícula pérdida de tiempo.

 

Me gusta hacer la versión díscola de la frivolidad de la vida. Apuntar mis posadas habituales en el extranjero. Donde he sido bien recibido e incluso -a veces- mimado.

 

Solo me importan las personas. El tiempo que paso con ellas, se me escapan las ganas de alimentar un perfil en la nube. Mi propósito en un plazo no muy largo será desaparecer un tiempo bastante prolongado de aquello que llaman Facebook o Instagram.

 

Básicamente porque si miramos la vida en perspectiva nos damos cuenta de que perdemos un tiempo terrible queriendo mostrar/demostrar.

 

Tengo 29 años y cada vez menos tiempo para repartir/compartir. Las cartas hace tiempo que están encima de la mesa. El discurso está ya más que visto, veo 2018 como la oportunidad de madurarlo.

 

En definitiva. No tengo ni un segundo para que me la cuenten pero me queda todo el tiempo del mundo para compartir un whisky de malta, una chimenea de invierno y seguir buscando la canción perfecta.

 

¿Te apuntas?

 

P.D. Feliz Cumpleaños Jon.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s